Zona Impacto - 1991

Hace algún tiempo salio un artículo en el comercio sobre el sobrino-nieto de Paúl Gauguin, muy interesante por cierto. Resulta que este sobrino-nieto es nada menos que mi amigo Vito Loli, un amigo de muchos años. Lo visité un dia de estos para conversar y para que nos cuente un poco de cómo se inicio en el arte.

Vito Loli.



Vito. Coméntanos sobre este parentesco con Paul Gauguin.
Eso esta en el libro Mario Vargas Llosa en donde se menciona a Flora de Tristan. Y por hay ciertas voladitas que Pio de Tristan fue un virrey acá durante un tiempo. Bueno Pio de Tristan tenia un hermano… por ahí viene _Paul Gauguin. Ahora bien, venimos del mismo árbol genealógico pero Paul Gauguin viene por el hermano de Pio de Tristan y yo por Pio de Tristan.
Ahora el viene de dos generaciones anteriores. Fue un pintor fuerte, uno de los padres del impresionismo. Amigo de Van Gogh. Ya sus cuadritos valen como yo soñase que costasen los míos, o el 10% de esos...


¿Cuánto vale un cuadro de Paul Gauguin?
26 millones, 30 millones de dólares…imagínate.
Bueno yo en mi rama tratare de ser feliz. El pintor lo que hace es tratar de satisfacer sus propias necesidades, es decir su búsqueda, al igual que Paul Gauguin lo hizo alguna vez. El nunca pensó que sus cuadros póstumamente iban a costar tanto.


Bueno, conozcamos más a Vito Loli. ¿Por qué lo de Vito?
Bueno mi nombre es Alberto Loli. Pero Vito me han dicho desde chico. A los ocho años ya hacia historietas cómicas. Y bueno, sorprendía a la familia, es algo innato, un regalito de Dios. Y eso es una de las razones por las que uno tiene que trabajar. Con disciplina. El arte es como cualquier deporte o cualquier talento, si no existe disciplina no pasa nada. Todos tus logros los echas a la basura. Maradona es un ejemplo. El asunto era que entre a estudiar arquitectura, tenía mi inclinación, pero era mas un caricaturista, era lo que conocía…


¿Y nada con la brocha todavía?
Nada… empecé a estudiar, seguí ciertos cursos, dibujo arquitectónico, perspectivas, acuarelas y allí muere el payaso. De ahí me voy a Estados Unidos y trabaje en construcción. Luego en el 91 durante la guerra del golfo las cosas se pusieron difíciles en lo relacionado a inversión inmobiliaria. Se paraliza la construcción pero momentáneamente. Pasaron 6 meses y se pudo salir de esa recesión. Pero durante ese tiempo en el que estuve sin trabajo mi esposa me dijo que busque algo y me manda a un sitio donde había un concurso para hacer murales de una franquicia de restaurantes mexicanos de mucha categoría. Me mande sin saber usar el pincel. Llegue con mi ropa de construcción, todo sucio, con botas, y todo… el dueño del restaurante me dice:
“compare ¿y tu?...” Respondí: “Bueno yo vengo a ver si te puedo hacer unos murales”. Me dice: “hermano, del martillo al pincel hay una gran diferencia”. “Bueno pruébame”, le dije. Luego me pregunto de donde era y cuando le dije que era peruano me dijo: “¡Uy…!” Ya me caíste mal porque mi ex esposa es peruana…”


¿Y que paso?
Me dice: “Bueno a ver, dibújame un bandido en un caballo. Parado en dos patas el caballo”. Entonces en 5 minutos le entrego el dibujo. Y se quedo sorprendido el pata. A los demás dibujantes les dice” yo ya los llamo, gracias, ya sabrán de mi”. Los demás seguían dibujando desde hace media hora antes que llegara yo.
Bueno, luego el dueño me dice: “Dibuja en esta pared (de casi 3 x 8 m) este dibujo, y luego este otro en esa pared, y estos en estas otras paredes”.


Pero tu nunca habías pintado en una pared, ¿no?
No, nunca había pintado. Si a mi me daba terror ver las paredes blancas y yo no sabia pintar con pincel. Yo les decía:”Si, si… lo voy hacer”. Fui a mi casa corriendo, me dieron un adelantazo y me compre pinturas… total que hice el trabajo y bárbaro. Me sacaron en primeras páginas de los periódicos de California y de los pueblos grandes.


Tienes esos recortes.
Si, los tengo. Y bueno, a partir de ahí empecé a pintar murales.
Y luego ya dominabas.
Si completamente.


¿Pero no sabias que tenias ese talento?
Sabía que podía dominar el lápiz pero nunca me imagine con la brocha. Porque yo sentí terror y dije que voy a hacer con esas paredes blanquitas.


Digamos que ese fue tu despegue y luego seguiste en EE.UU
Seguí en EE-UU. En realidad fui un muralista en Estados Unidos.
Me iba muy bien, pero cuando llegue acá empecé a pintar lienzo. Fui autodidacta pero uno con errores aprende.


¿Nunca estudiaste?
Nunca. En Estados unidos me metí una vez a la escuela de arte de Laguna Beach pero nunca fui. Luego acá lo tome tan seriamente que en realidad ya era como respirar. Aquí también hacia trabajos de arquitectura, diseño y decoración es por eso que tomo ese horario de madrugada, ósea desde la 1:30 de la mañana hasta las 8.00. A veces se podía dormir una horita, a veces no.


¿Cómo defines tu arte?
Algo triste para mi porque es poco lo que de una línea completa yo quisiera botar, pero doy gracias a la vez porque tengo bastantes pedidos. Claro, uno hace arte también porque el cliente te dice: “Bueno yo tengo esta tendencia, me gustan estos colores y esto es lo que quiero que plasmes. Y el resultado me lo das tu a tu estilo”. Este trabajo a pedido en realidad frustra, porque como todo el mundo tiene diferentes tendencias y gustos, frustra una línea completa en la que uno puede notar la tendencia y la fase del pintor.


¿Pero a ti que te gusta mas? Veo que pintas muchos rostros femeninos.
Me gusta eso, el rostro, los cuerpos desnudos. Pero lo tomo en una forma totalmente plástica, artística, lineal.


Pero también haces de todo. He visto un bodegón en alto relieve muy bonito.
Si alto relieve, es algo de escultura en realidad. Ahora me diversifico bastante, tengo que jugar desde la abstracción hasta el impresionismo.
Jugar con todo. Estoy contento con lo que hago. Me esta dando de comer lo que me gusta hacer y eso para mi es suficiente.


Tengo entendido que eres una persona bastante rápida pintando.
Bueno, plasmo rápido. Tengo ideas volátiles, es un bombardeo que me doy a mi mismo, como botar creatividad o estar creando todo el tiempo.


Ese cuadro de cristo.
Son mis tribulaciones. El artista siempre esta en contacto consigo mismo.


¿Cuántos cuadros te habrás pintado hasta la fecha?
Calculo unos mil cuadros.


Tienes proyectos, viajes
Si hay un viaje el 14 de septiembre muy probablemente a Marbella, España. Luego posiblemente me pase a Roma


¿Y el motivo de viaje?
Para pintar. Y estoy en conversaciones para una exposición con un grupo de gente muy inclinada al arte. Lo hago también para sentir un entorno diferente, respirar otra cultura. En el cambio esta también el aprendizaje. Hay que absorber lo más que uno pueda. Vamos a ver a los maestros, sus legados.


¿Cuánto cuesta un cuadro tuyo?
Entre 400 y 3000 dólares


¿Y en el Perú hay alguien que te ha pagado $3 000 por un cuadro?
No acá en el Perú, no. Bueno acá yo he vendido en $2 000 dólares.


¡Ah!, pero esta bien. Alguien que paga dos mil dólares por un cuadro es porque aprecia mucho tu trabajo.
Claro, el asunto es que en realidad los pintores no nos pegamos mucho al cuadro que hemos hecho porque sabemos que hay una tarea ardua por delante de producción. Hay mucho que pintar todavía. Muchos dicen que si el pintor se encuentra, se acabo su arte. Ósea es una eterna búsqueda.


¿Qué esperas en el futuro?
Una situación económica más estable, mas holgada. No quisiera tampoco tener una cuenta corriente explosiva, sino simplemente tener la tranquilidad de pintar sin esperar.


¿Eres una persona que mantiene un buen carácter, un buen humor?
Trato de llevarme conmigo mismo. Y cuando pinto es más. Soy hiperactivo. Cuando salgo a hacer obras quiero hacer todo a la vez, desde albañilería, gasfiteria, todo. Pero los únicos momentos en los que puedo disfrutar paz y tranquilidad es en la pintura. Es ahí cuando te das cuenta que eso es lo tuyo y ojala que me queden cualquier cantidad de años.


Muy bien Vito, que gusto. Te deseamos la mejor de las suertes y que disfrutes tu próximo viaje a Marbella.

Ok, gracias. Y si me va bien los voy a seguir saludando.

 
 
 
Vito Loli
 
 
Biografía / Obras / Exposiciones / Prensa / Contacto